Dos muertos al ser atacados por un ejambre mientras rapelaban

Dos muertos al ser atacados por un ejambre mientras rapelaban

publicado en: BLOG, Escalada, Noticias | 0

Esta noticia nos deja sorprendidos. Transcribo la información recogida de la revista Desnivel.com

 

El ataque de un enjambre de abejas sobre un grupo de deportistas que realizaba rápel en una cascada del estado brasileño de Rio Grande do Sulacabó en tragedia. Localizados en una zona de difícil acceso y de densa vegetación en el extremo más meridional de Brasil, el grupo realizaba su actividad en una cascada de 130 metros de altura conocida como Cascata da Melissa.

Aunque las circunstancias exactas de la muerte no están todavía claras, parece que, desesperados por los numerosos aguijonazos, dos de elloshabrían tratado de acelerar el rápel y murieron al caer desde unos 10 metros de altura. Otros tres integrantes del grupo resultaron heridos de diversa consideración, con fracturas y picaduras, según informa la prensa local.

El accidente ocurrió el pasado sábado día 24 de enero hacia las tres de la tarde. A decir de los responsables del alojamiento en el que pasaron la noche, los siete deportistas liderados por Roberto Schuster, cardiólogo de 73 años, partieron por la mañana pero no regresaron. Según las fuentes, todos eran expertos amantes de los deportes de aventura.

De hecho, los dos escaladores que sufrieron heridas leves tuvieron que recorrer 12 km a pie por el terreno abrupto de la mata durante toda la nochehasta la ciudad de Maquiné, donde pudieron por fin dar la alarma la mañana del domingo. El equipo de rescate se puso en marcha de inmediato y evacuó a los heridos a lo largo del día, aunque nada pudo hacer por los fallecidos, de 40 y 47 años respectivamente.

“Las abejas aparecieron de repente, en un enorme enjambre que salió de la selva e hizo que cayeran por el acantilado. Ya estaban preparándose para bajar cuando fueron atacados y todo salió mal”, declaraba a Folha de S. Paulo uno de los miembros habituales del grupo Gomercindo Daniel Filho, quien en esta ocasión no participaba en la actividad. Él mismo, comentaba que “hubo confusión cuando las abejas atacaron y cada uno comenzó a actuar por su cuenta, sin coordinación alguna… Uno de ellos cortó su propia cuerda y cayó”.

Un precedente en Arizona

No es la primera vez que el ataque de un enjambre de abejas tiene consecuencias fatales en el ámbito de la escalada. En 2013, Steven Johnson fue encontrado colgando sin vida de su cuerda en los montes de Santa Rita (Arizona) con el cuerpo cubierto de picaduras de abejas.

Raquetas de nieve en el Sistema Central

publicado en: BLOG, Nieve | 0

raquetas de nieve

Si quieres, aquí puedes ver nuestro album de fotos de la excursión con Raquetas de nieve

 

Aunque habitualmente desarrollamos nuestras excursiones en el Pirineo, esta vez nos hemos desplazado a la parte norte de Somosierra, en el sistema central. Cercano a la estación de esquí de La Pinilla, podremos realizar esta ruta con raquetas de nieve, o si no hubiera nieve suficiente, una ruta de senderismo normal. Sea como fuere, es una ruta que nos sorprenderá por su belleza.

 

 

 

Partiendo del embalse de Riofrío, continuamos por la carretera hasta encontrar una pequeña senda a nuestra derecha en una curva a izquierdas. Tras perder altura y avanzar por un bosque de pequeños robles, seguiremos alguna pequeña señal que nos indica el camino.

raquetas de nieve flecha ruta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cruzaremos un puente hecho de manera rústica con troncos y comenzaremos progresivamente la subida.

 

 

 

 

 

raquetas de nieve puente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ganando altura por la margen izquierda del barranco (la derecha en dirección de subida) hasta que nos hace cambiar al otro lado. Llegaremos a un caos de rocas, alguna de las cuales forma una especie de agujero. Aquí fue donde nos colocamos las raquetas de nieve, puesto que cuando no hay suficiente nieve, suele ser más sencillo avanzar con botas que con raquetas.

 

raquetas de nieve

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vamos ganando altura hasta alcanzar de nuevo la carretera que dejamos abajo, esta vez a la altura del puerto conocido como Collado de San Benito. Como el tiempo no era muy apacible ahí arriba, decidimos retornar al punto de partida siguiendo por la carretera, la cual durante el invierno no goza de mantenimiento.

raquetas de nieve

 

 

 

 

 

 

 

raquetas de nieve

 

 

Los temidos aludes. Sus tipos y causas

publicado en: BLOG, Nieve | 0

¿Alud o avalancha?

Técnicamente es lo mismo, la diferencia está en el origen. Avalancha es un galicismo de avalanche, mientras que alud es la palabra en castellano.

Para no volvernos locos, vamos a clasificarlo atendiendo a su desencadenamiento (natural o accidental)

 

A. Aludes de desencadenamiento natural (no existen intervención externa)

1. De nieve reciente o alud de polvo.

  • ¿Por qué? Se producen como consecuencia de la acumulación de nieve reciente .
  • ¿Cuándo? Durante y tras la finalización de las nevadas. Es nieve con muy poca densidad, propia de temperaturas muy frías y ausencia de viento durante la nevada.
  • ¿Dónde?  Su salida es puntual, en aquellos sitios donde se produce en un desequilibrio de fuerzas entre el peso de la nieve acumulada (cantidad de nieve) y su oposición al movimiento (inclinación).
  • ¿Cómo? Se caracterizan por su forma de aerosol. Alcanzan velocidades elevadas y son capaces de rodear obstáculos (no vale de nada esconderse detrás de un pino.

 

2. De fusión o aludes de primavera.

  • ¿Por qué? Cuando el manto nivoso se encuentra a 0º y completamente humidificado (10-12% de agua líquida),  no hay cohesión entre los granos de nieve. Las altas temperaturas o la lluvia derriten la nieve de las capas más superficiales y el agua va cayendo (percolación) hasta dar con una capa más impermeable ( si es el suele se le llama alud de fondo).
  • ¿Cuándo? Suelen darse al final de la temporada, por eso se les conoce también como aludes de primavera. Es más probable que se den por las tardes, cuando se ha derretido parte de la nieve, después de lluvias, en primavera o en épocas de altas temperaturas.
  • ¿Dónde? Es más probable en las caras sur, puesto que reciben más horas de sol. Su salida suele ser puntual y  y suelen tener trayectorias conocidas (canales y barranqueras).
  • ¿Cómo? Se forman grandes bolas de nieve debido al alto grado de humedad del manto. Toma velocidades de entre los 20-60km/h.

 

3. De placa de fondo

  • ¿Por qué? Deslizamiento sobre terrenos lisos (estructuras pizarrosas o herbosas)
  • ¿Cuándo? Más típicos en primavera
  • ¿Dónde? Pendientes superiores a 40º y exposiciones soleadas
  • ¿Cómo? El manto nivoso tienda a fracturarse de manera lineal.

4. De placa friable

  • Ver también los aludes accidentales de placa.

 

 

B. Aludes de desencadenamiento accidental. (sobrecarga sobre el manto)

 

 1. De placa dura

Su estructura característica es:

PLACA / CAPA DE DÉBIL COHESIÓN / CAPA MÁS ESTABLE

Según el tipo de grano, podríamos poner como ejemplo:

  •         GRANO FINO / CARAS PLANAS O CUBILETES / NIEVE ESTABLE
  •        GRANO FINO / NIEVE RECIENTE, ESCARCHA DE SUPERFICIE O NIEVE GRANULADA / CAPA DE NIEVE MÁS ESTABLE

 

  • ¿Por qué? Una sobrecarga sobre la superficie provoca la fractura de la capa de débil cohesión, transmitiéndose en todas direcciónes.
  • ¿Cuándo? Periodo de intenso frío tras un episodio de nevadas y después otro episodio de nevadas con viento moderado o fuerte.
  • ¿Dónde? Laderas a sotavento del viento predominante. La placa se rompe normalmente por su zona de menos espesor, que suele encontrarse ladera arriba y en los cambios de inclinación (convexos) Las cornisas en collados y crestas nos ayudarán a averiguar la dirección predominante del viento, y por tanto las zonas donde es más fácil que se haya acumulado la nieve.
  • ¿Cómo?

2. De placa friable

Es similar al anterior. La capa superior tiene algo de cohesión, pero menos que en los aludes de placa dura, por lo que muestra menos resistencia a la penetración de una sonda.

El manto no se desprende en bloques, si no que se desmenuza, como nieve suelta.

Es un alud muy peligroso, sobre todo porque es muy difícil de prevenir.

Entender la nieve. Pinceladas de blanco.

publicado en: BLOG, Nieve | 0

raquetas de nieve en el pirineo

Ya vimos en el artículo anterior porqué se forma la nieve.

La nieve, tanto al caer como una vez que se deposita sobre la superficie, no es para nada un material inerte. Las transformaciones que sufre son determinantes a la hora de otorgar al manto una serie de características como la resistencia al desplazamiento o a la rotura, factores esenciales para el desencadenamiento de aludes.

Los granos de nieve que quedan enla superficie tal como caen se denominan nieve reciente, la cual dura muy poco a no ser que la nevada se produzca en ausencia de viento y condiciones de mucho frío y que estas condiciones se mantengan después de la nevada. El viento, suele romper la nieve reciente y formar granos conocidos como partículas reconocibles (son las dentritas que forman inicialmente la nieve fresca).

Otro factor esencial para la evolución de la nieve en el mnto nivoso es la temperatura del aire, que modula el gradiente térmico entre el suelo (capa superficial) y la base del manto nivoso (la situada junto al suelo de tierra o roca). Dependerá de la intensidad del gradiente que los granos evolucionen hacia formas pequeñas y redondeadas o más grandes y angulosas.

Si el gradiente de temperatura es débil,  progresivamente se van formando granos finos y redondeados, los cuales son muy estables (buena cohesión de sinterización).

Si el gradiente de temperatura es medio o fuerte, se generan granos de nieve cada vez más grandes y angulosos (caras planas y cubiletes), que implica que no tienen cohesión entre ellos, sino que están sueltos.

 

Hasta ahora hemos estado hablando siempre de nieve seca, es decir, aquella formada por zonas del manto que están por debajo de 0ºC, donde el agua está en estado sólido y gaseosos. Cuando el manto está a 0ºC, habrá agua en sus tres estados y hablaremos de nieve húmeda.  El grano característico de la nieve húmeda es el grano redondo. Todos los tipos de nieve terminan siendo de este tipo y una vez alcanzado este estado, la transformación hacia atrás es irreversible, ya solo les queda convertirse en agua.

raquetas de nieve en el pirineo-6

En la nieve húmeda, dependiendo de la contenido de agua líquida presente (CAL) así será la cohesión del manto. Si la CAL no es muy alta, la cohesión es buena (cohesión de capilaridad).  Con esta nieve es sencillo hacer bolas de nieve. Si el guante se nos queda mojado y vemos el agua escurrir, decimos que es nieve muy húmeda. Este agua líquida que aparece envolviendo los granos, cuando baja la temperatura puede congelarse y formar un bloque en el manto (cohesion de rehielo) que es la más resistente que hay. Da mucha estabilidad al manto pero es peligrosa para esquiar o caminar porque es muy resbaladiza.
Otro tipo de grano es la escarcha de superficie. Cuando esta capa queda sepultada por posteriores nevadas, es fácil que se produzcan  aludes puesto que este grano está caracterizado por su nula cohesión.
Una vez vistos los distintos tipos de nieve y sus posibles evoluciones, nos será más fácil comprender los diferentes tipos de aludes, su formación y su desencadenamiento.

 

La nieve para protegerse. El gradiente térmico.

publicado en: BLOG, Nieve | 0

En el post anterior veíamos como la nieve fresca sufre diferentes evoluciones (mecánica y termodinámica)

Para poder entender la evolución del manto de nieve por la acción termodinámica es necesario explicar un concepto:

 

El gradiente de temperatura.

El gradiente de temperatura es la diferencia de temperatura entre dos niveles del manto. Se calcula dividiendo la diferencia de temperatura entre esos dos niveles por la distancia que los separa.

Gradiente térmico = T en N2 – T en N1  /  Altura 2 – Altura 1  Se suele medir en ºC/cm o ºC/metro

Pido perdón a los expectadores si he herido su sensibilidad con este "dibujo"
Pido perdón a los expectadores si he herido su sensibilidad con este “dibujo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ejemplo:

  • Temperatura en el Nivel 1=  0º
  • Altura en el nivel 1=             0 cm
  • Temperatura en el nivel 2= -5ºC
  • Altura del nivel 2=                100 cm

Gradiente térmico entre estos dos puntos=  5º/metro  (el simbolo negativo normalmente se obvia pues suele expresar valores negativos)

 

Según sea el gradiente térmico, será la evolución de la nieve. Hemos establecido tres rangos de GT que producirían tres tipos de metamorfosis de la nieve (débil, medio y fuerte.)

 

Metamorfosis de gradiente débil. (entre 0ºC y 5ºC  por metro)

 

En esta transformación existe una tendencia al redondeo de los granos. La nieve reciente se transforma total o parcialmente en granos finos.

La cohesión por trabazón (los cristales de hielos tienen una especie de dentritas que se unen entre sí) desaparece pero la densidad de la nieve se multiplica x3 o x4, lo que provoca una estabilización progresiva del manto.

 

 

Metamorfosis de gradiente medio. (entre 5ºC y 20ºC  por metro).

Se puede dar a partir de nieve reciente o de nieve ya transformada en grano fino.

Esta evolución conduce a la formación de granos de caras laterales y ángulos vivos. Esta transformación produce una pérdida de cohesión ya que suelen originar una mala cohesión entre dos capas de nieve.

Si la nieve inicial es nieve fresca, sufre un gran aumento de la densidad, pero si la nieve inicial es de grano fino, a penas sufre apelmazamiento.

 

Metamorfosis de gradiente fuerte. (más de 20ºC  por metro)

Este tipo de evolución lleva a la formación de escarcha de profundidad o “cubiletes”

Es una fuente de inestabilidad del manto de nieve. Los cubiletes a penas tienen cohesión y soportan muy mal la cizalladura por lo que forman una mala capa, muy dada al desencadenamiento de aludes. Constituyen un plano de deslizamiento ideal para las nieves situadas por encima.

 

Resumiendo: A mayor graciente, mayor posibilidad de formación de caras planas y mayor posibilidad de desencadenamiento de aludes de placa.

 

El poder aislante de la nieve.

 

El manto de nieve, al contener aire entre grano y grano, es un excelente aislante térmico. Esta propiedad protege a las capas internas de las grandes variaciones de temperatura del exterior.  Por eso se está mejor en el interior de un iglú de nieve que en la superficie (si la temperatura es negativa, claro). Además también nos protege del viento, el cual hace que la sensación térmica disminuya drásticamente.

El poder aislante de la nieve es más grande cuanto mayor es el volumen de aire incluido en la nieve. Por lo tanto, en nieves de débil densidad (mucho aire) menor será el gradiente.

Una curiosidad es que la base del manto de nieve en contacto con el suelo, una vez superados los 50cm de espesor tiene una temperatura próxima a 0º.

En la superficie, la temperatura está ligada a los cambios energéticos y por ello evoluciona dentro de un intervalo muy amplio (0ºC a -30ºC o más). El manto de nieve, al contener aire entre grano y grano, es un excelente aislante térmico. Esta propiedad protege a las capas internas de las grandes variaciones de temperatura del exterior.  Por eso se está mejor en el interior de un iglú de nieve que en la superficie (si la temperatura es negativa, claro). Además también nos protege del viento, el cual hace que la sensación térmica disminuya drásticamente.

 

 

El manto de nieve. Formación y evolución.

publicado en: BLOG, Nieve | 0

En el anterior artículo veíamos los diferentes tipos de cristales de nieve y cómo influye la temperatura y el viento durante su caida.

En este post, veremos los diferentes mantos de nieve que se pueden crear. Esto nos puede resultar muy interesante si queremos hacer una excursión por la nieve con seguridad, ya sea con raquetas de nieve o esquis.

A lo largo del invierno, cada nevada se va depositando sobre la anterior formando así una sucesión de capas. Estas capas se van transformando bajo los efectos de las condiciones meteorológicas (temperatura, viento, lluvia….). Como hemos visto, los cristales de nieve no son siempre iguales y por consiguiente, cada estrato formado durante cada nevada no tampoco tiene por qué ser el mismo. Cada capa de nieve o estrato puede tener propiedades y comportamientos distintos. Al conjunto de todos estos estratos es lo que conocemos como manto de nieve o manto nivoso.

  • La estructura y altura del manto nivoso dependen de muchos factores como:
  • Altitud (a más altura más nieve y más frío, por lo tanto la nieve tarda más en fundirse)
  • Exposición (las caras norte suelen acumular más nieve y al ser sombrías también tardan más en perderla)
  • Nivel de humidificación y horas de sol (relacionado directamente con la orientación de la ladera).
  • Ángulo de la pendiente (pendientes muy inclinadasno acumulan tanta nieve).
  • Exposición al viento (en las zonas muy expuestas al viento la nieve se transporta fácilmente hasta zonas al abrigo del viento que sufren acumulación de nieve.)

En el manto nivoso podemos encontrar el agua en sus tres fases:

– Si encontramos cristales de hielo y vapor de agua, la denominamos nieve seca.

– Si encontramos además agua líquida, la denominamos nieve húmeda o nieve mojada.

 

La cristales de nieve recién caidos, los denominamos también nieve fresca.

La nieve fresca, lejos de ser una materia estable, siempre con la misma forma, sufre modificaciones. Cuando sufre alguno de estos cambios la denominamos nieve evolucionada o nieve vieja.

Estos cambios (metamorfosis de la nieve) se debe entre otros a:

  • el viento
  • la temperatura
  • la humedad del aire
  • las capas de nieve en superficie.

 

Hemos clasificado los diferentes tipos de evolución de la nieve hasta convertirse en agua en 6 etapas. Alguno de estos cambios es reversible, es decir, se puede volver al estado anterior si se dan las condiciones. En otros casos, la evolución a otra etapa implica que la nieve nunca podrá volver a ser igual, sino que solo podrá evolucionar hacia otro tipo de grano.

Las diferentes etapas de evolución de la nieve fresca son:

  • Nieve fresca
  • Partículas reconocibles
  • Granos finos
  • Granos de caras planas
  • Escarcha de profundidad o cubiletes
  • Granos redondos

En una misma capa del manto nivoso se pueden observar combinaciones de diferentes tipos de granos.

 

Las metamorfosis pueden ser de dos tipos:

 

1. Por acción mecánica (destrucción de los cristales de hielo)

El propio peso de las capas superiores (compresión) o el viento producen este tipo de metamorfosis. En el caso de las pistas de esquí, el apisonado de las máquinas quitanieves es un ejemplo de compresión artificial.

 

2. Por acción termodinámica

La nieve, al cambiar de estado produce o absorve energía termodinámica. Este tipo de evolución es más lenta que la mecánica (varias horas, días o semanas).

 

En el siguiente post, veremos con más profundidad cómo influye la metamorfosis de la nieve en la estabilidad del manto nivoso y por consiguiente en el riesgo de desencadenamiento de aludes.

 

1 2