Barranquismo en el Pirineo, la garganta de Mirabal

publicado en: Barranquismo, BLOG | 0
  • croquis Mirabal
    Croquis de la situación del barranco y de la aproximación.

    LOCALIDAD MÁS CERCANA: Hospital de Tella

    barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
    Carteles junto al último parking que nos indican el camino al Molino
  • PARKING: ver mapa
  • COMBINACIÓN DE VEHÍCULOS: Si, si se hace Mirabal Inferior.
  • APROXIMACIÓN con un coche : 1h 30´´ + 0´
  • APROXIMACIÓN con dos coches: 30´+30´ (con el coche, 0´ andando)
  • DURACIÓN: 3 horas Mirabal Superior + 2h Mirabal Inferior
  • ESCAPES: SÍ
  • RAPEL MÁS LARGO: No tiene. LLevar un trozo de cuerda para asegurar algún destrepe

 

 

 

 

 

 

 

SITUACIÓN Y APROXIMACIÓN

El Barrando de Mirabal, es en realidad el último tramo del río Yara, que va desde un viejo molino reconvertido a casa rural hasta la desembocadura del río en el río Cinca. El Mirabal se subdivide a su vez en Mirabal Superior (desde el molino hasta un salto a la izquierda de 8 metros con un pasamanos instalado) y Mirabal inferior, desde aquí hasta Hospital de Tella.

De las dos partes, a mi juicio solo es recomendable Mirabal Superior. El siguiente tramo a penas tiene interés a nivel deportivo (pocos saltos y sin rápeles) y visualmente es bonito, pero no es espectacular. Además, siempre que hagamos la parte inferior estaremos obligados a hacer combinación de vehículos o caminar 1h 30´.

Partiendo de Ainsa dirección Bielsa, pasaremos por la pequeña localidad de Hospital de Tella (en realidad cuatro casas y un restaurante a mano derecha). Nada más pasar el pueblo sale una carretera a mano izquierda que indica Tella y Garganta de Escuain. Tomamos esta carretera y 5 km después, unos metros antes de llegar a Cortalaviña, tomamos la pista que sale a nuestra izquierda y que indica “Mirabal y Estaroniello”. Continuamos por la pista y veremos a mano derecha el primer parking (el más cercano a la entrada a Mirabal inferior y la salida de M. sup.) . Más adelante y a mano izquierda está el segundo parking. 10 ´ de bajada nos llevarán hasta el comienzo del barranco. Otra opción es continuar un poco más con el coche y cuando veamos a mano izquierda una explanada y un caminito con una cadena, aparcar aquí. Desde este parking y en dos minutos estaremos en el Molino. Una vez aquí, podemos avanzar un poco más por la margen izquierda o meternos ya en el río.

barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Primer salto del barranco de Mirabal
barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Uno de los resaltes, sin problemas.
barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Zona estrecha con Castillo Mayor al fondo

DESCRIPCIÓN DEL BARRANCO

El barranco comienza con apariencia de río, abierto y con orillas. Algún pequeño salto (no obligado) nos hace desperezarnos. Poco a poco se va estrechando y a ratos abriendo hasta que nos metemos en unas estrechas gargantas. Más adelante, las gargantas se profundizan aún más y ganará en belleza. En general, es un barranco sencillo aunque sus piedras resbaladizas nos obligan a ir permanentemente con atención. Algún destrepe puede exigir  algo más de destreza, pero en general es apto para cualquier persona con cierta movilidad. Físicamente comienza a ser exigente puesto que el caminar entre piedras resbaladizas y destrepar cansa más de lo que parece. También el agua fría y sus largas badinas hacen que perdamos calorías y por lo tanto nos fatiguemos si no tenemos una forma física aceptable.

Como puntos conflictivos del barranco se podrían reseñar dos. Un pequeño destrepe de unos dos metros. Es resbaladizo y la recepción es mala pues tiene muchas piedras y el agua rota no deja verlas. A mano derecha encontraremos una instalación, pero no tiene chapa ni tuerca (llevar de repuesto, y una llave para apretarla, claro). Con destreza se puede destrepar, pero una caida puede ser aparatosa, aunque para nada mortal.

El segundo punto negro, es en la zona más estrecha del barranco. El cauce baja por un tobogán a mano izquierda que cae a un rebufo con muy mala pinta. Ya tiene unos cuantos nombres a sus espaldas, así que para nada hay que bajar por ahí. Es bastante evidente que no es el camino, pero un resbalón un poco antes o si va crecido y nos lleva la corriente, puede ser fatídico. Para evitarlo basta con cruzar con cuidado al margen derecho y por una repisa saltar a una poza (3 metros aprox.)

El salto más alto del barranco lo encontraremos al final del todo. Se abre un poco el río en una poza amplia y profunda. Para buscar el salto deberemos salirnos un poco antes por la izquierda y subir por una cuerda fija. Son unos 8 metros de salto que podemos hacer desde un poco más abajo (5 metros). La recepción es muy buena así que permite soltarnos la melena e incluso repetir cuantas veces queramos.

RETORNO

Después del salto de 8m. encontramos el camino que nos llevará de nuevo a la pista (directamente al parking 1). La otra opción sería continuar bajando Mirabal Inferior, pero como he adelantado, pocas sorpresas nos deparará este tramo. Un salto buscado al poco de comenzar y mucho caminar por la orilla del río. Puede ser una opción para familias con niños o gente que busca algo sencillo, pero si quieres algo más de acción, no merece la pena continuar. Vuelve al coche y te habrás ahorrado dos horas de bajada y otra de subida para buscar el vehículo. Si seguimos río abajo, llegaremos al puente de la carretera que cruza por Hospital de Tella.

 

barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Un rincón paradisiaco
barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Otro saltito
barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Zona más estrecha del barranco
barranquismo en el Pirineo, barranco de Mirabal
Salto final de 8 metros.

Si te ha gustado este barranco, puedes ver nuestro ALBUM DE FOTOS DEL BARRANCO DE MIRABAL. Si quieres información de algún barranco del Pirineo o de la Sierra de Guara puedes escribirnos o llamarnos (676 020 112). 

Barranquismo en el Pirineo, Otal

publicado en: Barranquismo, BLOG | 0

  • barranco de Otal
    Mapa de situación del barranco de Otal

    LOCALIDAD MÁS CERCANA: Torla

PARKING: Refugio de Bujaruelo

APROXIMACIÓN: 50´

DURACIÓN: 2-3 horas

RETORNO: 15´

ESCAPES: SÍ

RAPEL MÁS LARGO: 21m

 

SITUACIÓN, APROXIMACIÓN

En el valle de Bujaruelo, junto al parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, tenemos la oportunidad de hacer barranquismo. Lapazosa y Ordiso son quizás los más conocidos de este valle, pero para esos días de verano en los que cada rincón se llena de excursionistas, conviene más alejarse de las masas y disfrutar de la naturaleza con algo más de tranquilidad. Si elegimos el barranco de Otal, encontraremos un ambiente de bosque alpino y mucha tranquilidad. Si somos afortunados, incluso soledad.

Para comenzar esta aventura, aparcamos los coches en el parking del Refugio de Bujaruelo. Para llegar hasta allí basta con seguir las indicaciones de Ordesa, y unos 8km antes, en la caseta que hay en el puente de los Navarros (en Julio y Agosto nos encontraremos una valla que nos impide el paso hacia Ordesa Nosotros giraremos a la izquierda para avanzar 7km más (hasta el final de la pista si no tenemos llave de la cadena).

Desde el Parking de Bujaruelo, sin cruzar el río (margen derecho orográfico), avanzamos por la pista. Al llegar a una fuente tomaremos el camino de la izquierda (el otro camino nos lleva en un minuto al puente de Oncils, final del barranco). Iremos ganando altura caminando por la pista. También se puede atajar por algún pequeño sendero que veremos si vamos atentos. Cruzaremos por una valla para el ganado (no os olvidéis cerrarla a vuestro paso!) y en nada llegaremos a una llanura desde la que hay una magnífica vista de la Sierra de Tendeñera al fondo a nuestra izquierda. Ahora solo nos queda continuar el curso del río durante  5 minutos donde ya encontraremos el primer salto de agua.

 

barranquismo en el Pirineo, barranco de Otal
Cuello de Otal, ya se ve el río a nuestros pies

DESCRIPCIÓN DEL BARRANCO.

El barranco de Otal es un barranco de carácter abierto, con numerosos resaltes y rápeles de una longitud máxima de 21 metros, en general poco verticales y muchos de ellos evitables por uno u otro lado. Tiene unas vistas preciosas, un agua fría pero aceptable, muchos rápeles y algunos saltos de hasta 7 metros. En muchos de ellos es conveniente flexionar bien las piernas o tirarse ocupando mucha superficie, pues no cubre demasiado.

Con un caudal bajo no presenta ningún problema. La parte más técnica podría ser un rápel que discurre por una cascada discontinua, que nos obliga a meternos debajo de ella y cuyos pies son irregulares. Es totalmente evitable, tanto por una instalación vieja en el margen derecho como destrepando fácilmente por el margen izquierdo.

Si hubiera crecida o caudal alto, puede ser más delicado la parte final, es decir, su desembocadura en el río Ara. Este es un río con más entidad y que recoge agua de diferentes afluentes, por eso en deshielo o con tormentas, esta parte puede ser complicada, sobre todo si no se tienen conocimientos de aguas vivas.

Cuando lleguemos al puente de Ancils (el primer puente que veamos), habremos terminado nuestro periplo. Desde aquí te puedes desfogar saltando hasta que te aburras desde el puente, y si la pericia te lo permite, subiéndote a un gran quejigo y saltando desde allí.

La duración del barranco depende tanto de nuestra agilidad como de si queremos hacer todos los rápeles o preferimos saltar. En principio en dos horas deberíamos poder hacerlo bien, pero si somos un grupo grande como era nuestro caso, se te puede ir tranquilamente al doble de tiempo.

RETORNO

Desde el Puente de Oncils, tomamos el camino hacia la derecha del río. En un minuto llegaremos a una fuente en la que nos hemos desviado al principio para empezar a subir la pista. Deshacer el camino y en 15´estamos de nuevo en el Parking.

barranquismo en el Pirineo, barranco de Otal

barranquismo en el Pirineo, barranco de Otal

barranquismo en el Pirineo, barranco de Otal

 

Si te ha gustado este barranco, puedes ver nuestro ALBUM DE FOTOS DEL BARRANCO DE OTAL. Si quieres información de algún barranco del Pirineo o de la Sierra de Guara puedes escribirnos o llamarnos (676 020 112). 

trekking del Vignemale

trekking del Vignemale

publicado en: BLOG, Rutas | 0
trekking pirineo Vignemale
Comienzo de la ruta
trekking pirineo Vignemale
Subida hacia el refugio de Baisellance con el Pic Lounge de frente

 

El Gran Vignemale, también llamado Pique Longue o Comachibosa (en Aragón), es el pico más alto de los tremiles que integran el macizo del Vignemale, 16 cumbres superan los 3.000m. Partiendo desde Bujaruelo, realizamos un trekking circular de dos días de duración alrededor de esta mole con ascensión incluida a su cumbre. Originalmente esta ruta está planificada para hacerla en tres días, pero con un poco de maña pudimos reducirla a dos. Os presentamos el maravilloso trekking del Vignemale.

 

Día 1  Huesca-Parking de Bujaruelo (España)-Refugio de Oulettes (Francia)

La aventura comienza en Huesca ciudad, partiendo con nuestros vehículos a las 6:00 multa en mano (empezamos de lujo).

A las 8:00 ya estamos en el parking de Bujaruelo y un poco más tarde estamos preparados para iniciar la marcha.

Durante las dos primeras horas caminaremos por una pista reservada a la gente del refugio de Bujaruelo, forestales, pastores y algún que otro privilegiado con permiso. No importa porque la temperatura es muy agradable y la subida es muy suave. Después de llegar a una cabaña de pastores, la senda se estrecha pero sigue siendo muy progresiva la subida. continuamos remontando el valle paralelos al río Ara hasta los 2400 metros. Es entonces cuando deberemos girar hacia nuestra derecha tomando la vaguada que nos llevará al collado de los Mulos. Esta es la ruta más sencilla, pero también se puede subir por la vaguada anterior por la que llegaríamos al collado de Oulettes. Sea como fuere, llegaremos hasta los 2600 m. y después comenzaremos a bajar hasta el refugio de Oulettes que ya lo tendremos a la vista. La bajada es por terreno pedregoso pero la senda está bien marcada.

A las 17 ya estamos en el refu, así que nos da tiempo a meter las piernas en el río que proviene del glaciar del Vignemale, estirar un poco e incluso echar la siesta del carnero.

A las 19:00 nos sirven la cena en el refugio, una cena bastante austera para los 26€ que cuesta la cena y el desayuno. Sopa de verduras, cous cous sin adornos y carne guisada, todo en pequeñas dosis no vaya a ser que engordemos. Suerte que tengo más morro que espalda y a base de repetir platos de cous cous a palo seco logro llenar el estómago.

Las habitaciones están bien, con la austeridad propia de un refugio de montaña, los servicios dentro del mismo edificio y un espacio para guardar las mochilas. nos tumbamos antes de las 23:00 pues la ruta del día siguiente es bastante más larga.

trekking pirineo Vignemale
Foto en el parking de Bujaruelo. Bien frescos y alegres.
trekking pirineo Vignemale
Jonan en la pista del principio. El parking quedaría a sus espaldas.
trekking pirineo Vignemale
Valle del Ara que tendremos que remontar casi hasta arriba.

Día 2  Refugio de Oulettes-Bujaruelo  (pasando por refugio de BAisellance, cima del Pic Lounge, lago de Ossoue y puerto de Bernatuara.).

5:30 Dianas y a desayunar. Con lo que me gusta desayunar fuerte y lo larga que se presenta la jornada es una decepción ver un desayuno tan pobre. Pan tostado, mermelada, leche en polvo, café y una rebanada de pan nos darán la energia suficiente para emprender la marcha. Con el sol repuntando sobre los picos más altos comenzamos la subida desde los 2150m. hasta los 2734 m. del puerto de Ossoue. Perdemos un poco de altura y llegamos al Refugio de Baisellance (2651 m.) Llenamos de agua nuestras botellas y continuamos rumbo al glaciar del Vignemale bordeando el espolón del Petit Vignemale. Pegados a su cara sur avanzamos por una estrecha senda hasta los pies del glaciar en el que nos calzamos los crampones. Es Julio y es un año muy caluroso. La nieve está paposa y se puede subir perfectamente sin crampones. La parte alta del glaciar está casi derretida y tenemos que ir buscando la nieve para no meter los pies en el agua.

trekking pirineo Vignemale
Vista del Macizo del Vignemale desde el refugio de Oulettes.

 

Sobre las 11 nos quitamos los crampones para subir la parte más vertical y sin nieve que nos llevará hasta la cima. Consiste en una pequeña trepada, sencilla si estamos habituados a escalar o movernos en la montaña pero que puede impresionar si no es el caso. A mitad de subida vemos una de las cuevas que mandó cavar el Conde Russell (primer montañero sibarita). Un poquito más y ya estamos en la cima del Pic Lounge 3298 m. Un buen almuerzo y las fotos de rigor para emprender con cuidado la bajada. Mucha atención a las piedras sueltas que nos pueden hacer una buena picia. Para ello llevamos en todo momento el casco, aunque lo mejor es ir juntos y con cuidado.

La parte de glaciar la bajamos como un rayo pues la nieve resbala a nuestros pies. Llegamos de nuevo a terreno rocoso y nos quitamos la equipación de nieve para poner el modo verano ON (no olvidar que estamos a 2800 m. y la capa de atmósfera aquí es más delgada por lo que si queremos ir de corto, deberemos darnos bien de protección solar +50.

Ya hemos hecho cima y solamente nos quedan ¡8 horas de caminata!. Por dios, de quíen fue la idea de compactar la ruta?? Si, ya lo se, de bosquiman Alberto, fuerte como el vinagre…

China-chano vamos perdiendo altura por paisajes cada vez más verdes. Llegamos al lago de Oulettes donde aprovechamos para hacer una parada un poco más larga y darnos un chapuzón en el agua helada. El frío nos ayuda a relajar un poco los músculos, cansados ya de tanta bajada..y la que nos queda.

trekking pirineo Vignemale
Glaciar del Vignemale

Unos minutos de llaneo (se me había olvidado lo que es eso) y comenzamos a subir por el valle de la Canau hasta el puerto de Bernatura 2350 m. De aquí bajamos al Ibón del mismo nombre y tras una pequeñ subida, ahora si que toca bajar de lo lindo. Bajamos desde los 2300 hasta los 1338 del Refugio de Bujaruelo por el valle de Sandaruelo. Es una bajada larga y dura que nos vemos obligados a hacer a buen ritmo pues una tormenta está sobre nuestras cabezas. Cruzamos el barranco de Lapazosa y en unos minutos ya vemos nuestros coches.

Son las 20:00 cuando nos damos el último chapuzón bajo el puente de Bujaruelo. Estamos cansados, habrientos y sedientos. Empezamos calmando la última de nuestras necesidades para celebrar que todo ha ido bien y ya estamos con ganas de planear la siguiente.

trekking pirineo Vignemale
tramo más vertical de subida a cumbre
trekking pirineo Vignemale
Felices y contentos porque ya se ve el refugio de Bujaruelo

En nuestras mochilas llevamos lo siguiente.

  • Zapatillas ligeras+botas cramponables o unas botas de trekking de media caña.
  • Pantalón corto
  • Pantalón largo
  • Camiseta traspirable manga corta, para la marcha
  • Camiseta de lana merino manga corta, para el refugio.
  • manguitos
  • Chubasquero
  • Chaleco cortavientos
  • Calcetines+ recambio
  • Ropa interior+recambio
  • Mapa, brújula y gps
  • teléfono móvil
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Gafas de sol, gorra y braga tipo “buff”. Guantes ligeros.
  • Bien de crema solar fp +50
  • Saco sábana
  • camelback 1l (rellenar en los numerosos arroyos que encontraremos)
  • bastones de trekking
  • Piolet y crampones
  • Bastones de trekking
  • Casco de escalada.
  • Frontal

Comida. Cenamos y desayunamos en el refugio. Además de eso llevamos algo de comida cada uno, barritas energéticas, bebida isotónica en polvo, cámara de fotos

vía ferrata y barranquismo, Sorrosal y Furco

publicado en: Barranquismo, BLOG, vias ferrata | 0
Vía ferrata bonita en el Pirineo, ferrata del Sorrosal con guía
Todos antes de comenzar la ferrata de Sorrosal
bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
tramo de escaleras de la ferrata

 

 

El tiempo no nos lo ponía fácil y por un momento estuvimos a punto de suspender las actividades por la amenaza de tormentas que daban los partes meteorológicos, pero menos mal que miramos al mejor mapa del tiempo que existe, el cielo. El día amanecía nublado pero sin amenza de tormenta, así que nos decidimos a hacer al menos una de las dos actividades que teníamos programadas. Comenzamos con la vía ferrata del Sorrosal puesto que era la actividad que más ganas tenían Elena, Pedro y María, unos amigos de Zaragoza con los que ya hicimos la ferrata de Peñas Juntas, que nos sirivió de aprendizaje para movernos con soltura por esta ferrata, algo más “seria”. Este día nos acompañaron también tres chicos de Aranda de Duero que han estado por el Pirineo haciendo montaña. Jonan, Alberto y Jorge son tres chicos fuertes como el vinagre, acostumbrados a moverse por terreno de montaña pero algo menos habituados a utilizar material de escalada.

Los 6, junto al guía Raúl (el menda), comenzamos a ascender poco a poco y con cuidado por el suelo algo embarrado y por la roca resbaladiza y húmeda por las lluvias de la noche. La cosa no pinta tan mal como imaginábamos y todos llegamos sin problemas a la parte más vertical de toda la ferrata, las escaleras que hay junto a la cascada. Justo al pie de las escaleras podemos tomar aliento y beber un poco de agua para quitarnos el reseco. El día es fresco y se agradece mucho, pues si haces esta ferrata por la mañana en un día de sol, puede hacerse muy duro.

 

 

 

bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
cruzando el pasamanos
bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
Panorámica de la ferrata del Sorrosal

 

 

 

 

 

 

 

Pero la cosa no termina aquí, tenemos que cruzar la canalización para riego que se construyó a mediados del siglo pasado y que hoy baja un pelín fuerte. Para cruzar sin mojarnos los pies tenemos que esmerarnos al máximo y utilizar nuestra destreza y nuestra fuerza también, puesto que la roca es tan resbalazadiza que los pies no nos dan confianza. Con redoble de tambores llegamos todos al final de la acequia con los pies secos, lo cual nos da un aporte extra de energía que utilizamos para continuar. Ahora viene la parte que discurre junto al barranco del Sorrosal. Un puente tibetano y varios pasamanos para llegar a una zona plana que nos permite volver a descansar un poco y beber de nuevo. Ahora solo nos queda la parte última y el agua ya no estará a nuestra vera. Eso se nota en la temperatura que es más caliente y más seca. El día se ha despejado pero por suerte la temperatura es comedida. Poquito a poco vamos ganando altura hasta llegar al bosque de encinas y robles. Parece que la ferrata haya terminado pero aún nos queda un trozo. Es cierto que lo que nos queda ahora podría considerarse más un sendero equipado con pasamanos que una vía ferrata en sí mismo, pero esto no desmerece en absoluto las vistas que nos brinda la oportunidad de pasear por este sendero. Un par de pequeñas subidas más y ahora si que sí ya estamos en el final. Se termina el cable y un cartel nos confirma que estamos en el final de la ferrata del Sorrosal. Ahora solo quedan 20 minutos de agradable sendero que nos llevarán de nuevo a nuestra furgoneta.

Hemos ido a buen ritmo (menos de tres horas desde que salimos del parking) pero hay previsión de tormentas a media tarde así que decidimos comer algo rápido para ver si el tiempo nos respeta y podemos continuar con los planes previstos. A las 14 ya estamos preparados para una nueva aventura, el barranco del Furco.

Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Jonan, Jorge y Alberto alzando la pata en el Furco
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Todo el equipo de barranquistas
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Pedro en el primer rápel del Furco
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Barranquistas después del último rápel
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
último rápel del Furco

El barranco del Furco es uno de esos barrancos que nos impresionan nada más comenzar, y no es para menos, pues sin habernos siquiera metido en el agua nos encontramos con el primer rápel de unos 23 metros de altura. Este rápel nos deja en una badina desde la que tendremos que hacer otro rápel de unos 9 metros. Ya en faena, vamos caminando con cuidado por el suele resbaladizo y disfrutando a cada paso del verde selvático que nos ofrece el barranco. Poco a poco nos acercanos al salto de 7 metros, pero que no cuanda el pánico, tenemos otras opciones. La más recomendable es destrepar una piedra para hacer un tobogán que nos dispara a una profunda poza. Después de esto aún nos queda el rápel de 20 metros en una lugar de singular belleza. Recomiendo disfrutar de este lugar, pues de aquí al coche queda muy poco. Solo un pequeño y divertido tobogán y ya estaremos casi en el final.  Un barranco físicamente muy fácil, con rápeles saltos y toboganes y lo que lo hace ideal, una actividad corta que se puede combinar en el mismo día con la Ferrata del Sorrosal o con otros barrancos de la zona como Os lucas, Gorgol o Gloces.

Resumen fotográfico de la via ferrata

Resumen fotográfico del Barranco

turismo activo niños, barranco Formiga

Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo

El Formiga es quizás el barranco más conocido junto con la Peonera de toda la Sierra de Guara. Ambos son barrancos sencillos, ideales para hacer con niños o gente inexperta. Es cierto que los dos barrancos, si los hacemos enteros, pueden hacerse largos para los niños pero no pasa nada porque los dos barrancos se pueden comenzar desde la mitad y de esta forma los hacemos de duración perfecta para familias, niños o gente con una forma física más baja.

En esta ocasión, dos familias con sus hijos que estaban veraneando en Agüero, nos llamaron para informarse sobre qué barrancos  podían hacer. Algunos de ellos ya habían hecho el año pasado el cañón del Vero y aunque también barajamos hacer Barrasil o media Peonera, por cercanía a Huesca y variedad de cosas al final decidimos irnos al Formiga y fue todo un acierto. Al entrar a este barranco desde la mitad, evitamos las colas que a veces se forman en el comienzo. Además como era viernes, mucho mejor, más tranquilidad si cabe. Comenzamos en la Cueva de las Polvorosas después de un pequeño tentempié.

Lo más difícil está al principio, donde el rápel de 20 metros asusta un poco pero poco poco vamos cogiendo confianza en el material y en el guía y esto hace que rapelar hasta el fondo del barranco nos deje con ganas demás. Una vez en el agua, todo se ve de otra manera. Es hora de refrescarse y caminar por el río, nadando en las pozas largas y saltando cuando la profundidad nos lo permite. Por si esto fuera poco también tendremos que pasar por debajo de una cascada y hacer pequeños toboganes. Un montón de obstáculos que sortear que nos obligarán a veces a colaborar unos con otros para ayudarnos, por lo cual esta es una actividad ideal para fomentar la participación y el compañerismo.

Pero esto no termina aquí, aún nos queda el más grande de todos los saltos. 7 metros y unas paredes estrechas harán que este salto nos ponga la piel de gallina. Los más pequeños aún no podrán saltar por razones de seguridad, pero aquellos que demuestren en los saltos anteriores su destreza, aquí tendrán la oportunidad de demostrar su valor. Si el salto nos impresiona demasiado, es mejor que hagamos el tobogán de 4 metros y si esto sigue siendo mucho, podemos hacer un rápel, o si fuera necesario, salirnos del barranco en ese mismo punto. Este no fue el caso y todos los adultos saltaron y todos los niños hicieron el tobogán. Después de este momentazo, todo parece menos aunque aún nos queda diversión. Más saltos, más toboganes y un último destrepe para llegar a la poza final en la que podremos reponer fuerza, tomar un poco el sol o seguir saltando hasta que nos aburramos.

Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo

Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo

Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo

Turismo activo para familias con niños. Barranquismo en la Huesca , Guara y el Pirineo

Como véis, el Formiga es un barrando ideal para hacer con niños de todas las edades (a partir de 7 años). Si los niños ya son más grandes y se mueven con soltura, podéis plantearos el hacer el barranco entero pero esto implica más tiempo y el pasar por una zona sombría de agua fría. Eso si, también merece la pena si buscas un poco más de aventura.

 

Para que todas las actividades con niños las disfrutemos al máximo, hay que valorar el estado físico de los niños, su destreza, su resistencia al frío, sus miedos y sus deseos. No hay que olvidar que hemos venido a hacer una actividad en grupo que queremos que disfruten y que les haga despertar las ganas de repetir. Nunca hay que buscar una actividad por encima de sus posibilidades que les haga coger miedo o manía a las actividades en la naturaleza. Si tienes cualquier duda o pregunta, o simplemente quieres información sobre actividades para familias con niños, contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

También puedes ver las fotos del Formiga con niños que tenemos en nuestro album. Te dará una idea de lo bien que lo podéis pasar.

barranquismo en pareja, el Furco

Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Elena en el primer rápel
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Fer en el Primer rápel del barranco Furco

 

Si buscas una actividad divertida y original para hacer junto a tu pareja, nosotros te podemos ofrecer que vengas a Huesca a practicar barranquismo. Hay barrancos de todo tipo de dificultad, pero recomendamos empezar por los más sencillos. Algunos barrancos tienen rápeles cortos o largos, otros tienen saltos, toboganes o hay que bucear para sortear obstáculos. Hay barrancos cortos y largos si estás habituado a hacer deporte. También hay barranco secos, ideales para practicar durante todo el año. En este caso, Elena y Fernando estaban pasando unos días de vacaciones por el Pirineo y decidieron probar alguna de nuestras actividades. Les propusimos la vía ferrata del Sorrosal y el barranco del Furco, ambos en Broto, junto al Parque Nacional de Ordesa. Como cada una de estas actividades dura aproximadamente unas 3 horas, pudimos hacer una por la mañana y la otra por la tarde. Un día redondo  que esta pareja nunca olvidará, entre otras cosas gracias a las fotos que les hicimos.

Si a ti también te gustaría vivir alguna de estas experiencias junto a tu pareja, contacta con nosotros y te daremos toda la información que necesites y consejos sobre cual es la actividad que más se adapte a vuestro perfil.

 

 

 

 

 

Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.

Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
En el rincón de amor.
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Fer en el último rápel y Elena al fondo gozando.

 

Aquí tenéis un pequeño album de fotos del Furco con Elena y Fer.

Aquí podéis ver las fotos de la Ferrata del Sorrosal,  actividad que hicieron por la mañana junto a un grupo de amigos de Logroño. Todos lo pasamos genial y tenemos ganas de repetir.

1 2