Un “iglú” puede ser un vivac necesario para sobrevivir a una noche heladora, o también una buena forma de hacer algo divertido en familia. Te lo puedes plantear como quieras, pero aprender a construir tu propia casa de hielo, es una experiencia inolvidable. Trabaja codo con codo junto a tu familia o compañeros de trabajo. Aprenderás que entre todos, cualquier tarea es mucho más llevadera. Elije la compañía y te enseñaremos a construir diferentes tipos de vivacs en la nieve.

Y si construirlo te parece poco y lo que buscas es algo más de aventura, forma tu propio equipo y convénceles para pasar una noche en ellos. Diseñaremos una ruta al alcance de todos en la que nos veremos obligados a disfrutar de nuestras “casa por un día”. Una experiencia heladora, ideal para compañeros de trabajo, despedidas de soltero o familias de aventureros.

 

Tarifa para la construcción de Iglús  similar a las excursiones con raquetas de nieve. 

Si tienes alguna propuesta, escríbenos para contárnosla.