DESCRIPCIÓN GENERALfotos laterales de la ferrata Huesca

La ferrata de Cubillo-Os Fills es un itinerario vertical equipado con puentes tibetanos y clavijas. Es una vía ferrata sencilla, considerada de iniciación aunque el hecho de que los tramos verticales estén equipados con clavijas en vez de con grapas, le añade un punto de dificultad. El descenso de la vía ferrata se hace por otro itinerario, mucho menos vertical (se hace andando) pero con algún paso aéreo, lo cual nos da unas preciosas vistas de los Mallos de Riglos.

SITUACIÓN Y APROXIMACIÓN

La vía ferrata de Cubillo-Os Fills , está situada en el entorno natural de los Mallos de Riglos, en el término municipal de Riglos.

Para acceder a esta vía ferrata deberemos aparcar nuestros vehículos en el centro de interpretación de Aves ARCAZ. Para llegar a este punto, deberemos tomar desde la A-132 el desvío a Riglos. Un poco antes de llegar al pueblo, veremos a mano derecha una pista asfaltada que nos conduce hasta el centro de aves. Aquí, aparcaremos nuestros vehículos. También es posible dejar los coches en los parking del pueblo de Riglos y desde aqui comenzar la aproximación (10 minutos más).

Para llegar al pie de la vía ferrata, desde el parking deberemos tomar el camino que en descenso deja el centro de interpretación a nuestra derecha hasta llegar a unas balsas artificiales y unos abrevaderos. Pasados los abrevaderos tomaremos hacia la derecha la pista que viene marcada como GR-1 y continuaremos por ella durante aproximadamente 15 minutos. A esta altura, un poste de madera nos indicará el desvío hacia la vía ferrata. Es entonces cuando abandonaremos la pista y tomaremos una senda descendente, que tras cruzar un pequeño barranco comienza a subir. Seguiremos subiendo (habremos cambiado de rumbo), para ir bordeando las Peñas que tenemos ante nosotros. Llegado un momento veremos una senda a nuestra izquierda que indica”fuente”. No la toméis. Un poco más adelante, sale otro camino ascendente a nuestra izquierda (este es el camino por el que regresaremos), así que continuamos nuestro camino, hasta que la evidencia nos diga que comienza nuestra aventura.

INFORMACIÓN SOBRE LA FERRATA

  • Duración: 1h minutos fluido, el doble si se va en grupo y sin prisa.
  • Altura: La vía llega a alcanzar una altura vertical de unos 200 metros, pero al ser escalonada no se tiene esa sensación
  • Dificultad física: Baja-media. El equipamiento hace que sea algo menos sencilla de lo que podría ser.
  • Dificultad técnica: Fácil.
  • Carácter psicológico: Media-baja. Un tramo vertical y un puente con cadenas son los dos puntos más psicológicos.

La vía ferrata comienza con una sucesión de tramos verticales con reposos entre uno y otro. Son muros de unos 20 metros de altura, que suben de forma escalonada, lo cual hace que podamos descansar cómodamente entre tramo y tramo y que la sensación de altura no sea tan vertiginosa.

Tras alcanzar el punto más alto de la ruta (Mirador de los Buitres), y deleitarnos con las vistas de los Mallos de Riglos, Peña Rueba y los Mallos de Agüero, iniciaremos nuestro retorno el cual haremos por otro itinerario equipado. Si bien este presenta muchas menos dificultades, lo haremos también asegurados siempre por nuestro arnés y nuestros disipadores. Una pequeña escalera, un puente tibetano (cable y cadenas), una senda junto al abismo…son las partes más interesantes del itinerario de regreso. Después de abandonar el último tramo de cable, continuaremos en empinado descenso entre árboles por la senda que enlazará de nuevo con nuestra ruta de ascenso (antes hemos hablado de esta senda). Aquí ya podremos recoger nuestros equipos, pues únicamente nos queda regresar andando por la pista (30 minutos aprox.)

El itinerario está equipado en su mayoría por clavijas y alguna grapa de ayuda. La línea de vida está en muy buen estado y los anclajes ofrecen confianza.

RECOMENDACIONES 

Aunque es una vía ferrata sencilla, si no estás muy seguro/a de tu nivel, puedes comenzar con alguna vía ferrata más sencilla como la ferrata de Peñas Juntas. Si yas has experimentado con las ferratas o con deportes verticales (escalada) quizás se te quede pequeña. Elige una de mayor dificultad.

Por otro lado, es ideal para hacer en grupos grandes en el que los participantes tengan un nivel diferente. Recomendada para familias con algo de experiencia (niños a partir de 8 años).

Si te hidratas bien antes de entrar no te hará falta llevar agua. Hay una fuente de camino, pero no mana en cualquier época. Siempre viene bien llevar una prenda de abrigo, botiquín, teléfono móvil y material de seguridad si vamos con gente inexperta.

Combina la ferrata con algun paseo por la zona o con otra actividad para completar el día. La vuelta circular a los Mallos de Riglos por el caminito del cielo, o un descenso en rafting pueden completar tu jornada.

Para familias con niños, puedes combinar esta via ferrata con las actividades de tirolina que ofrece Verticalia en Murillo de Gállego. Una opción de ocio cultural, sería la visita al Castillo de Loarre.

 


Fotos de la ferrata