DESCRIPCIÓN GENERALfotos laterales de la ferrata Huesca

La ferrata deForada del Toscar fue construida en 2009. Destaca por su longitud, su verticalidad, y su entorno. Situada a mitad de camino entre Ainsa y Campo y con una dificultad de k3-k4 (en una escala de 6), podemos decir que es una de las vías ferrata imprescindibles de Huesca. Bien equipada, con tramos aéreos, verticales, puentes tibetanos y unas vistas espectaculares, la convierten en una de mis favoritas.

SITUACIÓN Y APROXIMACIÓN

El parking de la vía ferrata de Foradad del Toscar se encuentra al margen de la carretera N-260 que une Ainsa con Campo. Conduciendo en esta dirección, estaremos atentos a una escultura que veremos a nuestra derecha en honor al rey Gonzalo de Ribagorza. La escultura son tres lanzas de bronce que destacan por su altura . Una vez pasada esta escultura, veremos un camino en el otro lado de la carretera. Ese camino es el parking de la vía ferrata. Si no fuera posible hacer el giro ahí mismo, continuaremos nuestra marcha hasta llegar al pueblo de Foradada del Toscar, donde cambiaremos el sentido para coger esta pista.

El camino no está en muy buen estado para turismos normales, siendo recomendable aparcar abajo (junto a los carteles con información de la ferrata y subir andando hasta la misma. La otra opción, si nuestro vehículo lo permite, es continuar por el camino hasta donde podamos (ahorraremos unos 10´ de caminata).

Para llegar al pie de la ferrata de Foradada, basta con seguir el camino y estar atentos a los carteles. En unos 20 minutos desde el parking de abajo, habremos llegado al pie de la ferrata.

INFORMACIÓN SOBRE LA FERRATA

  • Duración: 2h  30´ fluido, el doble si se va en grupo. Se puede hacer solamente la primera parte de la ferrata que es la más interesante y así reducir los tiempos casi una hora.
  • Altura: La vía llega a alcanzar una altura vertical de unos 250 metros.
  • Dificultad física: Media-alta. Es una vía ferrata larga y con bastante desnivel. Aunque permite los descansos conviene estar en forma.
  • Dificultad técnica: Media. Está muy bien equipada, pero algún paso lateral y de bajada nos puede hacer apretar un poco más de lo normal.
  • Carácter psicológico: Media-alta. Un tramo vertical, tramos de descenso y un puente tibetano son los dos puntos más psicológicos. La bajada se puede hacer complicada para quienes no estén habituados a descender por terrenos inclinados.
  • Orientación: Sur. Sol casi todo el día, por lo que es recomendable para todo el año (si la meteo lo permite). En los días de calor, evitar las horas centrales del día e ir bien hidratados, pues el calor en esta zona puede llegar a ser molesto e incluso peligroso.

Comenzaremos la vía ferrata ascendiendo en diagonal hasta alcanzar el espolón por el que iremos ganando altura pogresivamente. En algún momento deberemos cruzar en lateral para alcanzar otros tramos de pared por los que continuar. En los movimientos laterales, es importante colocarse bien para no tener que hacer más fuerza de la necesaria. Ganaremos altura y tras hacer una travesía a izquierdas con una buena sensación de altura, continuaremos subiendo por una chimenea hasta alcanzar la parte más alta de lo que sería la primera parte de esta ferrata. Para mi, esta llegada es la zona más bonita de la ferrata, pues de repente se abren ante nosotros las vistas de todo cuanto nos rodea. Es como una plataforma situada a 200 metros hecha para nuestro disfrute.

Tras tomar aire y disfrutar de las vistas, deberemos descender unos metros por el otro lado de esta plataforma. El descenso es siempre algo más complejo que las subidas, así que lo haremos con cuidado. Seguiremos bajando poco a poco, tambien en diagonal y en travesía, hasta alcanzar la parte de atrás del peñasco que hemos subido. Este gran peñasco comunica con el resto de la montaña a través de un puente con plataformas metálicas. Para llegar hasta el puente deberemos progresar unos metros en horizontal. Cuando hayamos cruzado el puente, deberemos continuar hacia nuestra derecha y en sentido ascendente (no hay linea de vida en este tramo, pues no es necesaria). Nos volvemos a anclar, subimos un poco más y aquí se nos plantean dos opciones:

1- Continuar la vía ferrata hasta el final. En mi opinión, lo mejor de la vía ferrata ya lo hemos hecho. Los tramos más verticales, más difíciles y las mejores vistas ya las hemos disfrutado. A partir de aquí consiste en subir varios tramos escalonados que no añaden nada nuevo a lo anterior. Desde aquí hasta el final nos queda aproximadamente la mitad de lo hecho para subir (si hemos tardados 2 horas, una hora más), y unos 45´ más para bajar hasta el coche . Además, el descenso desde la cima es bastante incómodo, sobre todo al principio.

2- Comenzar nuestro regreso. Para ello tomaremos la senda que va hacia la izquierda (oeste) y que al poco comienza a bajar de forma pronunciada. En 20 minutos estaremos de nuevo en el comienzo de la ferrata y en 10 minutos más en el parking de abajo.

 

RECOMENDACIONES

La vía ferrata de Foradada del Toscar, es una vía ferrata exigente y larga. Es conveniente estar preparado físicamente y haber realizado  más vías ferrata para saber moverse con soltura y así economizar esfuerzos. Salvo que tengamos cuerdas y sepamos rapelar con seguridad, no podremos abandonarla hasta pasado el puente (unas dos horas después de comenzar).

Si vas con gente que creas que no está a la altura, lleva cuerda para asegurarles en los tramos más expuestos. Aún así, no recomendamos enfrascarse en ninguna actividad si tenemos dudas de si estaremos a la altura.

Lleva una pequeña mochila con agua y algo de abrigo. El calor puede ser excesivo incluso en los meses de fuera del verano. LLeva entre 0,5 y 1,5 litros de agua por persona, no vaya a ser que tardes más de lo esperado. A pesar de la orientación y aunque haga buen tiempo, siempre es recomendable llevar algo más de abrigo. Un pequeño chubasquero o cortavientos, nos será de gran ayuda si se mete una nube o cae una tormenta.

Date crema solar, especialmente en la cara y nuca. Date la crema con antelación, pues tarda en ser efectiva. Después de aplicarte la crema solar, límpiate bien las manos, pues al comenzar a escalar verás que si no te resbalan una barbaridad.

Y como en todas las actividades que hagas en la montaña, lleva contigo un teléfono móvil con batería y avisa previamente de tu actividad.

Y por último, disfruta de cada movimiento. Has venido a pasarlo bien, así que no se te olvide que eso es lo importante.

 

Fotos de la ferrata