Mountain&bike hasta Sabocos

publicado en: Ascensiones, BLOG, Ciclismo | 0
cresta sabocos LR
Cresta que recorre desde Peña Sabocos hasta Peña Roya.

Recorrido en Bici de montaña

  • Distancia:    33km
  • Desnivel:   +1.200 m.
  • Duración:   4 horas
  • Ciclabilidad:  80% (duras rampas y bajada al Ibón por senda de montaña)

Ascención a pie a Sabocos:

  • Distancia:   10 km.
  • Desnivel:    1.150 m.
  • Duración:   3 horas
  • Dificultad técnica: Pedreras muy inclinadas, trepadas de primer grado y ambiente vertical de montaña.

 

Resumen de la ruta

Digo mountain & bike y no mountainbike porque esta ruta ha sido un combinado de bici de montaña y senderismo (o algo un poco más difícil). El reto del día ha sido, partiendo desde El Pueyo de Jaca, subir hasta el Ibón de Sabocos en bici de montaña, aparcar la bici y comenzar la ascensión a peña Sabocos (2.755 m.). Una vez alli, caminaremos por la cresta que la une a Peña Roya (o Punta Fazera) y Peña Blanca para después descender de nuevo hasta nuestro vehículo de dos ruedas y bajar como un rayo por pista hasta Hoz de Jaca y de aquí de nuevo hasta el Pueyo. Así escrito no cuesta mucho trabajo, pero sobre el terreno, se hace un poco más duro…pero más divertido también.

lr vaca y garmo
Ganado en la pista de la Ripera con Argualas y Garmo Negro al fondo
Ibón de los Asnos y de Sabocos
Ibón de los Asnos y de Sabocos
Amanecer sobre sierra de la Partacua
Amanecer sobre sierra de la Partacua

Descripción del recorrido en bici.

Aparcamos la furgoneta en el Pueyo de Jaca (valle de Tena, 2 km. antes de llegar a Panticosa). Aunque hay un camino que comunica con Panticosa, como a penas hay tráfico decidimos iniciar la ruta por la carretera, así calentamos un poco que el día se presenta duro.

Pasamos Panticosa y continuamos por la carretera que nos lleva a Baños de Panticosa hasta cruzar el barranco de Forronías (veremos una pista a mano izquierda que sube y otra que baja a mano derecha que es la nuestra). Tras cruzar el río Caldarés, comienza una dura subida durante 18 km. Al principio es más dura y nos hace pensar que eso va a ser imposible. Después relaja un poco e incluso en algún momento llanea. Vamos remontando poco a poco el Valle de La Ripera y el camino se deja hacer (aunque dura en algún tramo) hasta que llegamos al Refugio O Cantal (cota 1.570 m.) que cuenta con mesa, sillas, una cama, colchón y chimenea. A partir de aquí la pista está menos pisada, con piedra y hierba en algún tramo y seguramente tengamos que echar el pie de vez en cuando (yo bastantes veces). China chano llegamos hasta el refugio O Berde (más sobrio pero más limpio que el anterior), y desde aquí, por una senda a veces oculta bajo la hierba llegaremos hasta el collado de O Berde (2.088 m.)desde el que divisiamos a nuestros pies el Ibón de Sabocos.  En nuestro caso, cuando llegamos al Refugio O berde, giramos un poco a la izquierda (sur) para ganar altura y llegar hasta la Faxa Sabocos, un lugar poco transitado ideal para abandonar las bicis por unas horas y seguir a pie la Ascención a Peña Sabocos (lo cuento más adelante y termino con la parte ciclista).

Para bajar desde el Collado o Berde hasta el Ibón, no queda otra que bajarse de la bici, pues es una senda con fuertes escalones y piedras que nos abrirían la cabeza en una caida. En el Ibón de SAbocos (1.905 m.) hay otro refugio muy bien conservado. Tiene una mesa abatible, sillas de escuela y chimena. Desde el Ibón, podemos ir hacia la derecha para enlazar con una pista que nos sube al Ibón de los Asnos o subir en línea recta empujando la bici a lo “Asno” (no digo lo que hice yo). Unos metros más de subida por pista y ya nos espera la bajada del horror!! 800 m. cuesta abajo por una pista bien pisada en su mayoría. Una delicia y recompensa a tanto esfuerzo. En un momento notaremos que la temperatura es más suave y el viento más flojo. Unos minutos nada más para deshacer lo que nos ha costado horas y sudor y nos planamos en Hoz de Jaca. Desde este pueblo, y tras admirar su mirador colgante sobre el embalse de Búbal bajaremos otros 200 metros por una carretera asfaltada. Algún trozo de llaneo y una pequeña subida final nos devolverán de nuevo a nuestra furgoneta, con los depósitos de azucar vacíos y la retina llena de preciosas vistas.

Refugio de  O cantal
Refugio de O cantal
refugio montaña
Refugio de O berde
Refugio de Ibon de Sabocos
Refugio de Ibon de Sabocos

Descripción de la ascensión a pie a Sabocos y Peña Roya

Dejamos la bici con todo lo que no nos va a hacer falta atada al aire y nos aventuramos en modo ligero a buscar un camino que enlace con la ruta normal de ascensión para así no tener que perder altura. Unos metros de subida en línea recta y…BINGO! pintadas blancas y rojas de un antiguo GR (no aparece en ningún mapa) nos dan esperanzas. Aún sin senda, el camino aunque empinado, se deja hacer. AScendemos por la canal de l´Escalar, bordeamos una llanura (o ibón seco) por su lado Este y comenzamos una dura subida por una pedrera muy empinada que en algún momento nos hace retroceder lo andado. Si eres hábil trepando, es más sencillo enganchar alguno de los farallones de roca que suben verticales y aunque con una caída un poco más fea, se avanza más que por la pedrera. Tras unos +400 metros de subida, llegamos a un espolón que en 15 minutos nos dejará en la cima de  Sabocos. Impresionantes vistas de Tendeñera, el Vignemale, Ordesa, los Batanes, Argualas y compañía, el Midi de Ossau, Cotiella, Telera… y muchos otros picos más en la lejanía. Ahora toca la parte más divertida y expuesta. Crestear durante 2 km con un fuerte viento que le da aún más ambiente a la ruta. L´Escalar, Punta Mandilar, Punta Fazera (peña Roya) y Peña Blanca serán las cimas del día. Iniciamos el descenso por un colladete que hay antes de Peña Roya. La bajada se hace muy bien por pedrera fina y de bloques pequeños, siguiendo las señales del antes citado GR. Cuando veamos que la senda pierde inclinación, iremos desviándonos hacia nuestra derecha (Este) para enlazar de nuevo con la ruta que nos lleva a nuestra bici (si aún sigue allí)….30 minutos a media ladera y…allí está la bici, solita pero con todas nuestras pertenencias, como debe ser.

 

Subida final a Sabocos. Trepada fácil pero larga
Subida final a Sabocos. Trepada fácil pero larga
Pedrera de subida a Sabocos. De lejos parece aún más vertical.
Pedrera de subida a Sabocos. De lejos parece aún más vertical.
Vista general de la pedrera y la trepada.
Vista general de la pedrera y la trepada.
Salto de Tendeñera visto desde la Ripera
Salto de Tendeñera visto desde la Ripera

Nota: Aunque para esta ascensión no es necesario el uso de material de escalada, hay que estar habituado a caminar por terreno de montaña debido a la verticalidad de las pendiente, exposición a la caida en algunas partes y en general al terreno por el que tenemos que movernos. Este mismo recorrido con nieve, agua o hielo complicará mucho la ruta, así que tenerlo en previsión. El casco, puede venir muy bien, sobre todo si hay más gente en el camino o si vamos en grupo, pues la roca en general está bastante rota y se pueden desprender desde piedras a grandes bloques.

 

El invento que revolucionará las bicis

publicado en: Ciclismo, Consejos | 0

Hasta hace relativamente pocos años, la bici ha sido considerada como una máquina para hacer deporte y el transporte elegido por 4 hippies. Afortunadamente, el tiempo nos ha ido dando la razón a quienes hemos creido en las ventajas de utilizar la bicicleta para nuestros desplazamientos por la ciudad (o incluso como medio de viaje). Cada día son más quienes disfrutan de las ventajas de moverse en bicicleta, pero hay una gran parte de la población que sigue siendo reacia a usar el coche para los realmente imprescindible. Cada uno tiene sus fundamentos o excusas, pero el que ya no valdrá a partir de ahora, es el que dice “no voy en bici porque es muy cansado y paso de llegar al curro to´sudao”. Si sudas por el calor, es otra cosa, pero no será la bici quien te haga sudar si le instalas este invento. Podríamos decir que es un acumulador de energía. Guarda la fuerza que produce la bici cuando no la necesitas (bajadas) para proporcionártela cuandomás falta de hace (en las subidas).

Con este invento, la bici se puede convertir en el vehículo perfecto para el gran público (para mí ya lo es). Ya puedes presumir de no buscar aparcamiento, no comerte atascos, mantener un estilo de vida saludable, no contaminar, no hacer ruido y de estar a la moda. Tan fácil como empezar a usar el vehículo del futuro que se inventó en el pasado.