vía ferrata y barranquismo, Sorrosal y Furco

publicado en: Barranquismo, BLOG, vias ferrata | 0
Vía ferrata bonita en el Pirineo, ferrata del Sorrosal con guía
Todos antes de comenzar la ferrata de Sorrosal
bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
tramo de escaleras de la ferrata

 

 

El tiempo no nos lo ponía fácil y por un momento estuvimos a punto de suspender las actividades por la amenaza de tormentas que daban los partes meteorológicos, pero menos mal que miramos al mejor mapa del tiempo que existe, el cielo. El día amanecía nublado pero sin amenza de tormenta, así que nos decidimos a hacer al menos una de las dos actividades que teníamos programadas. Comenzamos con la vía ferrata del Sorrosal puesto que era la actividad que más ganas tenían Elena, Pedro y María, unos amigos de Zaragoza con los que ya hicimos la ferrata de Peñas Juntas, que nos sirivió de aprendizaje para movernos con soltura por esta ferrata, algo más “seria”. Este día nos acompañaron también tres chicos de Aranda de Duero que han estado por el Pirineo haciendo montaña. Jonan, Alberto y Jorge son tres chicos fuertes como el vinagre, acostumbrados a moverse por terreno de montaña pero algo menos habituados a utilizar material de escalada.

Los 6, junto al guía Raúl (el menda), comenzamos a ascender poco a poco y con cuidado por el suelo algo embarrado y por la roca resbaladiza y húmeda por las lluvias de la noche. La cosa no pinta tan mal como imaginábamos y todos llegamos sin problemas a la parte más vertical de toda la ferrata, las escaleras que hay junto a la cascada. Justo al pie de las escaleras podemos tomar aliento y beber un poco de agua para quitarnos el reseco. El día es fresco y se agradece mucho, pues si haces esta ferrata por la mañana en un día de sol, puede hacerse muy duro.

 

 

 

bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
cruzando el pasamanos
bonita la via ferrata del Sorrosal, junto a Ordesa
Panorámica de la ferrata del Sorrosal

 

 

 

 

 

 

 

Pero la cosa no termina aquí, tenemos que cruzar la canalización para riego que se construyó a mediados del siglo pasado y que hoy baja un pelín fuerte. Para cruzar sin mojarnos los pies tenemos que esmerarnos al máximo y utilizar nuestra destreza y nuestra fuerza también, puesto que la roca es tan resbalazadiza que los pies no nos dan confianza. Con redoble de tambores llegamos todos al final de la acequia con los pies secos, lo cual nos da un aporte extra de energía que utilizamos para continuar. Ahora viene la parte que discurre junto al barranco del Sorrosal. Un puente tibetano y varios pasamanos para llegar a una zona plana que nos permite volver a descansar un poco y beber de nuevo. Ahora solo nos queda la parte última y el agua ya no estará a nuestra vera. Eso se nota en la temperatura que es más caliente y más seca. El día se ha despejado pero por suerte la temperatura es comedida. Poquito a poco vamos ganando altura hasta llegar al bosque de encinas y robles. Parece que la ferrata haya terminado pero aún nos queda un trozo. Es cierto que lo que nos queda ahora podría considerarse más un sendero equipado con pasamanos que una vía ferrata en sí mismo, pero esto no desmerece en absoluto las vistas que nos brinda la oportunidad de pasear por este sendero. Un par de pequeñas subidas más y ahora si que sí ya estamos en el final. Se termina el cable y un cartel nos confirma que estamos en el final de la ferrata del Sorrosal. Ahora solo quedan 20 minutos de agradable sendero que nos llevarán de nuevo a nuestra furgoneta.

Hemos ido a buen ritmo (menos de tres horas desde que salimos del parking) pero hay previsión de tormentas a media tarde así que decidimos comer algo rápido para ver si el tiempo nos respeta y podemos continuar con los planes previstos. A las 14 ya estamos preparados para una nueva aventura, el barranco del Furco.

Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Jonan, Jorge y Alberto alzando la pata en el Furco
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Todo el equipo de barranquistas
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Pedro en el primer rápel del Furco
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
Barranquistas después del último rápel
Barranquismo en el Pirineo, barranco del Furco.
último rápel del Furco

El barranco del Furco es uno de esos barrancos que nos impresionan nada más comenzar, y no es para menos, pues sin habernos siquiera metido en el agua nos encontramos con el primer rápel de unos 23 metros de altura. Este rápel nos deja en una badina desde la que tendremos que hacer otro rápel de unos 9 metros. Ya en faena, vamos caminando con cuidado por el suele resbaladizo y disfrutando a cada paso del verde selvático que nos ofrece el barranco. Poco a poco nos acercanos al salto de 7 metros, pero que no cuanda el pánico, tenemos otras opciones. La más recomendable es destrepar una piedra para hacer un tobogán que nos dispara a una profunda poza. Después de esto aún nos queda el rápel de 20 metros en una lugar de singular belleza. Recomiendo disfrutar de este lugar, pues de aquí al coche queda muy poco. Solo un pequeño y divertido tobogán y ya estaremos casi en el final.  Un barranco físicamente muy fácil, con rápeles saltos y toboganes y lo que lo hace ideal, una actividad corta que se puede combinar en el mismo día con la Ferrata del Sorrosal o con otros barrancos de la zona como Os lucas, Gorgol o Gloces.

Resumen fotográfico de la via ferrata

Resumen fotográfico del Barranco

Aprendiendo a ferratear

publicado en: BLOG, vias ferrata | 0

Las vías ferratas las hay para todos los gustos y colores. Hay ferratas largas como la de Foradada del Toscar, espectaculares como la ferrata del Sorrosal, cortas como la de Santa Elena y sencillas pero entretenidas como la vía ferrata de Peñas Juntas, una ferrata ideal para iniciarse en este mundo con seguridad y sin sobresaltos. Lo más reseñable de esta ferrata son los tres puentes tibetanos que la cruzan aunque su primer tramo de grapas no es “moco de pavo” y su último tramo alcanza cerca de 60 metros de desnivel.

taller de iniciación al rapel en la via ferrata de Peñas Juntas
Un taller de iniciación al rápel es una gran idea para completar la actividad
puente tibetano en una ferrata de iniciacion en Huesca
El puente tibetano, tiene mucho ambiente al cruzar sobre un río
primera subida de la puente tibetano en una ferrata de iniciacion en Huesca
La primera subida de escaleras nos pondrá las pilas.

Si además de hacer la ferrata completas la jornada con algún barranco de la Sierra de Guara o con un taller de iniciación al rapel, ya tienes un día para recordar.

Es una vía ferrata muy recomendable para hacer con niños o con amigos que no tengan mucha experiencia en el mundo vertical, pues de una forma progresiva se va aprendiendo a utilizar el material y a progresar sin miedo.

Estas fotos que ves son un pequeño ejemplo de la jornada que pasamos junto a Eleazar, Pedro, Elena y María. En nuestro album de fotos de la Ferrata de Peñas Juntas puedes ver todas las fotos de esta jornada. Si lo que buscas es más información sobre la conocida también como “ferrata de Bierge“, puedes consultar esta ficha que hemos preparado con información útil. Si aún así tienes más preguntas, no dudes en escribirnos o llamarnos al 676 020 112, estaremos encantados de ayudarte.

Vía ferrata de iniciación

publicado en: BLOG, vias ferrata | 0

2015-05-01 Peñas Juantas Silvia, jacinto, marta-24A poca distancia de Huesca capital, se encuentra una de las vías ferratas ideales para iniciarse en el mundo vertical. La vía ferrata de Peñas Juntas se encuentra situada a unos 5 minutos en coche de la localidad de Bierge y a unos 35 minutos de Huesca.

Situación:

Para llegar a la vía ferrata, viniendo desde la autovía A-22, debemos tomar una estrecha pista asfaltada que hay a mano izquierda antes de llegar al pueblo de Bierge, nada más pasar el cementerio. Después volveremos a girar a la izquierda siguiendo el camino que tras varios carteles y unos 5 minutos nos dejará en el parkin de la vía ferrata. El parking no es más que un ensanchamiento del camino, pero hay espacio suficiente para unos 7 coches aproximadamente.

Aproximación:

 

2015-05-01 Peñas Juantas Silvia, jacinto, marta-1Para acceder a la vía ferrata deberemos continuar por el camino para ir perdiendo altura hasta llegar a la altura del rio. La senda está bien marcada y siguiendo el curso del río por el margen derecho, llegaremos al inicio de la ferrata tras unos 10 minutos andando desde el coche.

La Vía Ferrata:

La vía ferrata comienza con un puente tibetano sobre el río. Es un puente corto pero como se mueve bastante y nos lo encontramos nada más empezar, puede dar más sensación de lo que en realidad es.

Tras el puente viene el primer tramo vertical de grapas. Son como unas escaleras que van subiendo por una pared de piedra. La dificultad de este tramo es que las escaleras van subiendo en diagonal y estoy hace que se desestabilice un poco el cuerpo. Para ayudarnos a subir hay puesta una cadena a mano derecha que viene muy bien. Este es el tramo más difícil técnicamente, aunque hay quien lleva peor el primer paso del río.

Tras una pequeña bajada por grapas, llegamos al puente tibetano más largo que enlaza con otro similar en longitud al primero pero que como ya nos pilla caliente no suele dar tanta impresión.

Después de esta parte del río, ya solo nos queda subir hasta arriba de la Peña por una sucesión de grapas sobre una pared que no es del todo vertical. Iremos ganando altura poco a poco hasta llegar a la parte alta de la pared, desde la que tendremos unas espectaculares vistas del río y de las montañas que lo rodean.

Regreso:2015-05-01 Peñas Juantas Silvia, jacinto, marta-8

Desde aquí hasta el coche, solo deberemos continuar la senda durante 3 minutos. Si nos perdemos el atajo, nos tocará andar hasta coger el camino por el que hemos comenzado nuestra aventura,

lo cual no es grave puesto que serán solo 3 minutos más.

 

Consejos:

Si quieres iniciarte en las vías ferratas, esta es una buena ruta puesto que no presenta a penas dificultades y la verticalidad no llega a asustar. Aún con todo, tienes que recordar que estás en un sitio en el que cualquier pequeño accidente puede complicar mucho la evacuación o el traslado. Te recordamos el material mínimo y necesario para hacer una vía ferrata con seguridad.

Casco: Aunque nos podría valer un casco de bici, no es recomendable puesto que los respiraderos que tienen son suficientes para que una pequeña piedra se cuele y nos haga una buena brecha. Utiliza material específico para cada actividad y que esté en buen estado y homologado. En este caso utiliza casco de escalad.

Arnés de escalada.

Cabos de anclaje con disipador de energía. Los cabos de anclaje de escalada nos permitirán engancharnos al cable y no caer hasta el suelo, pero en caso de una fuerte caida, si no llevamos un disipador, es probable que nos lesionemos gravemente la espalda, incluso hasta partirla.

Material de rescate. Aunque en las vías ferratas no suelen ser habituales los accidentes, es conveniente llevar material para rescatar a un compañero en caso de caida, o para ayudarle a subir en caso de que no pueda hacerlo por si solo o tenga miedo a progresar. ADemás del material, tenemos que saber utilizarlos, así que manolete….si no sabes torear pa que te metes!!

Cabeza: como en todos los sitios, tenemos que llevar la cabeza para algo más que para sujetar el casco, así que pon al día tus conocimientos y si algo no sabes, infórmate y fórmate. Si crees que te podemos ayudar en algo, estamos a tu disposición. Como último consejo, no vayas con gente que no quiera ir. A veces nos empeñamos en que todos tienen que disfrutar con lo que nosotros disfrutamos y no siempre es así.

 

Si te gustan las vía ferrata, te invitamos a que veas las fotos que hicimos este día.