0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×

Lo bueno de hacer una excursión con raquetas de nieve a diario, es que a penas te encuentras gente en sitios tan concurridos como el Portalet. El martes tuvimos la suerte de poder disfrutar de un maravilloso día en el Pirineo acompañando a Lulú, Ana y Luis en una bonita excursión con raquetas, saliendo desde el Parquing pasado el Portalet hasta la Punta de Canal Roya. Una bonita excursión de montaña, fácil pero recomendable para gente habituada a caminar pues hay que salvar unos 800 metros de desnivel y 11 km de distancia. Aquí podéis ver las fotos para que os hagáis una idea de lo bonito del lugar.

Comenzamos la jornada saliendo a las 8:30 de Huesca. En 1:15 minutos llegamos al aparcamiento y nos pusimos toda la equipación necesaria para hacer una ruta con raquetas de nieve (Botas de montaña, pantalones cómodos, anorak, gorro, guantes, gafas de sol, crema para la cara…y por supuesto, raquetas y bastones).

A las 10:30 ya estábamos caminando por fondo del Valle de Aneou, y tras alguna parada hasta acertar con la ropa necesario para no pasar frío ni calor, cogimos buen ritmo y nos plantamos en el collado tras unas dos horas de marcha. Íbamos bien de tiempo y el tiempo acompañaba (aunque el viento nos hizo buscar un sitio menos expuesto que el collado). Cogimos fuerza con algo de comida y un té caliente y dimos el último apretón hasta la cima de Canal Roya. Allí nos hicimos unas fotos y disfrutamos de las maravillosas vistas que desde los 2.345 m. se tienen.

Ya son las 13:30 y aún tenemos que bajar al coche. Para cambiar de camino, continuamos el cordal que nos llevaría hacia la Peña Blanca y en su punto más bajo y menos inclinado nos echamos hacia el fondo del valle. Una bajada inclinada y algo más técnica, con nieve muy dura por ser cara norte. hace que en algún momento tengamos que ir con más cuidado para no resbalar y darse un buen raspón. Una bajada entretenida y diferente, que en poco más de una hora nos devuelve de nuevo hasta nuestro vehículo.

Las 15:00 y toca volver a Huesca. Aunque un poco tarde, aún llegaremos a comer en nuestras casitas, con mucho hambre y con el buen sabor de boca de haber hecho una excursión preciosa y tener aún parte del día por delante.

Si quieres hacer esta ruta en media jornada, más vale andar fluido. Otra opción es hacer la ruta con más calma y dedicar una jornada completa, o el tiempo necesario. Si necesitas información, algún consejo, o quieres hacer esta excursión acompañado de más gente y de un gúia de montaña, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de acompañarte en tus proyectos.

Déjanos un comentario

No seas tímido y cuéntanos algo